Categorías
Coronavirus Estados Unidos

Temor en Estados Unidos a que la expansión del coronavirus sea mayor

Al mismo ritmo al que se expande el coronavirus en Estados Unidos, se extiende el temor a que su impacto sea mayor de lo que sugieren las cifras oficiales. El propio vicepresidente Mike Pence, al que Donald Trump encargó liderar la respuesta federal a la crisis, ha advertido de que a medida que “se expandan las pruebas de diagnóstico por el país, van a aparecer más casos”. “No tenemos suficientes tests para satisfacer la demanda en el futuro”, reconoció Pence el jueves, en una visita a una planta de material médico en Minnesota. Hasta este viernes, se han certificado 14 fallecimientos y 250 contagios por el SARS-CoV-2 en 17 Estados del país, la gran mayoría en Washington y California, en la costa oeste.

El presidente Trump ha firmado este viernes una ley, aprobada de urgencia la víspera por el Senado, que destina 8.300 millones de dólares (más de 7.300 millones de euros) para afrontar la propagación de la enfermedad. Más de 3.000 de esos millones serán destinados al desarrollo de vacunas, tratamientos y pruebas de diagnóstico para detectar los contagios. El presidente canceló, tras una serie de mensajes confusos, una visita que tenía prevista este viernes a la sede de los Centros de Control de Enfermedades y Prevención (CDC), en Atlanta, alegando que no deseaba interferir en las labores de la agencia para frenar la expansión del virus. Pero finalmente, el viernes por la tarde, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, anunció a los periodistas que la visita seguía en pie, al haber dado negativo en las pruebas del coronavirus una empleada de la sede que se temía pudiera estar contagiada.

La confusión sigue reinando en los protocolos de diagnóstico de posibles contagiados, después de días de declaraciones contradictorias de la Administración acerca de la disponibilidad de las pruebas, que han provocado frustración en la comunidad médica. La Administración federal primero limitó el acceso a las pruebas de diagnóstico a personas hospitalizadas con fiebre y síntomas respiratorios, o a aquellos que hubieran mantenido un contacto estrecho con pacientes confirmados. Pero el miércoles se publicaron nuevas directrices de los CDC que extendían los exámenes a cualquier estadounidense con la orden de un doctor. El vicepresidente, en una visita el jueves por la noche a Washington, el Estado más afectado, con más de 70 casos y 11 muertes, aseguró que 1,2 millones de pruebas de diagnóstico serán distribuidas por el país “en los próximos días” y otras cuatro millones para finales de la semana que viene.

“Sin duda hubo pasos en falso al principio en la distribución de los tests, algunos problemas técnicos que ralentizaron el proceso”, dijo el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, Anthony Fauci, en una entrevista en televisión. “Aunque ha habido retraso, en el próximo par de semanas deberíamos haber aumentado la distribución”.

El origen de la tardanza en la distribución de las pruebas de diagnóstico está en que los CDC erraron en su primer intento de producirlas. En febrero se distribuyeron kits de pruebas a laboratorios estatales y locales, pero algunos de ellos fallaron y no arrojaron resultados concluyentes. Se tardó en producir y distribuir el reemplazo, de modo que las pruebas de diagnóstico solo se podían realizar en la sede de la agencia en Atlanta.

Dada la deficiente distribución, según los críticos, los CDC restringieron el acceso a las pruebas estableciendo criterios muy estrictos. Las quejas de los facultativos a la respuesta federal llevaron a la Administración a prometer una expansión de las capacidades de diagnóstico, contando con compañías privadas y centros académicos. Los expertos temen que el reciente el aumento de números de contagiados no obedece solo a la difusión del virus, sino a la mejora en la distribución de las pruebas de diagnóstico, que hace que se detecten más casos.

A todo ello se suma la realidad de un país sin una cobertura de sanidad pública universal en el que, por temor a los costes, muchos pacientes no acuden al médico aunque tengan síntomas similares a los que produce el coronavirus. Hay cerca de 28 millones de ciudadanos estadounidenses sin seguro de salud y muchos otros tienen seguros con primas que les obligan a pagar una parte de los gastos médicos. Aunque las pruebas diagnósticas son gratuitas, la visita a las urgencias de los hospitales puede tener costes asociados para los pacientes. En la prensa circulan historias de pacientes que han acudido a hacerse las pruebas y se encuentran, días después, en el buzón de su casa, facturas de compañías de ambulancias u otros servicios derivadas de su visita al hospital.

Categorías
China Coronavirus

Clases online en China a 200 millones de niños

Aunque China continúa luchando contra el coronavirus, con 80.422 casos (pero solo 122 nuevos) y 2.984 muertos, el gobierno ya ha dicho a sus ciudadanos que es hora de volver a sus puestos de trabajo. La necesidad apremia. Los negocios no quieren continuar perdiendo dinero y los estudiantes no quieren quedarse atrás en la carrera académica. Para lograr volver a la normalidad el gobierno y empresas de todo el país han lanzado el mayor experimento online de su historia: escuelas virtuales para millones de estudiantes y teletrabajo para muchos de los que todavía siguen atrapados en los lugares donde fueron a pasar el año nuevo lunar.

La disminución de casos del coronavirus esta semana fuera de Hubei ha llevado a que el Gobierno comience a relajar las medidas de contención. Muchos ciudadanos han vuelto por fin a sus puestos de trabajo en muchas provincias. Eso sí, los controles se mantienen. A la entrada y salida de las oficinas hay puestos donde se mide la temperatura a cualquiera que pase, está prohibido subir al ascensor con más de dos personas y se aconseja comer guardando la distancia entre los compañeros.

La mayor escuela virtual del mundo

Cerca de 200 millones de niños, adolescentes y padres desconocen cuándo colegios e institutos volverán a abrir sus puertas. “No sabemos cuándo van a comenzar las clases. Primero nos dijeron que podría ser en marzo. Hemos escuchado rumores que hablan de abril e incluso mayo”, dice Andrea, una madre uruguaya afincada en Fujian, al sur de China.

Sin embargo, que el comienzo del semestre se ha retrasado no significa que los estudiantes en China estén de vacaciones. Desde mediados de febrero millones de niños han transformado los salones de sus casas en áreas de estudio y han sustituido sus cuadernos por pantallas táctiles y ordenadores. La carga lectiva es casi tan exigente como cuando los niños acuden a las aulas.

Han sustituido sus cuadernos por pantallas táctiles y ordenadores. La carga lectiva es casi tan exigente como cuando los niños acuden a las aulas.

«Empezamos con las clases en directo a partir de las 8 de la mañana, luego hacemos una pausa para comer y por la tarde seguimos repasando. Los niños de primaria estudian, sobre todo, caligrafía y matemáticas sin olvidar el ejercicio físico. Se nos hacen casi las 8 de la noche», continúa explicando Andrea por WeChat, la aplicación móvil china equivalente a WhatsApp en Europa.

Decenas de ‘apps’

Para muchos padres, este experimento online está convirtiéndose en una pesadilla por la cantidad de aplicaciones que tienen que descargar y de materiales que les toca enviar cada día. La situación se complica mucho más cuando son los abuelos los que se quedan al cargo de la educación de los pequeños. “Hemos empezado a ir a la oficina y los niños se quedan con mis padres a pasar el día. A ellos les está costando muchísimo seguir este método porque no saben cómo usar las aplicaciones o enviar los documentos», explica Lin, otra madre que trabaja en una consultoría en Cantón.

La migración de los niños de las aulas a sus ordenadores también ha servido para desvelar la brecha digital entre generaciones, áreas urbanas y rurales. En China se calcula que cerca de 60 millones de niños viven en pequeñas ciudades o en el campo bajo el cuidado de sus abuelos. La mayoría son hijos de trabajadores que han emigrado a otras provincias a la búsqueda de mejores oportunidades que las que ofrecen sus lugares de origen.

Niños con mascarillas en un parque en Pekín. (Reuters)

Los padres suelen dejarlos con los abuelos por dos razones. La primera son las largas jornadas laborales que les impiden hacerse cargo de sus hijos. La segunda es el que el ‘hukou’, similar a un pasaporte por comunidad autónoma, en muchas ocasiones limita que los hijos de padres migrantes puedan recibir educación en las ciudades donde se trasladan. Para aquellos que se encuentran en esta situación o tienen difícil el acceso a Internet, la Red de Educación China ha estado emitiendo clases desde las 8 de la mañana hasta las 10 de la noche desde el 17 de febrero.

La Red de Educación China ha estado emitiendo clases desde las 8 de la mañana hasta las 10 de la noche desde el 17 de febrero

El gobierno también ha puesto en marcha una plataforma online con más de 169 lecciones que se actualizan constantemente para los estudiantes de secundaria. Los mayores operadores móviles del país y otras compañías como Huawei, Baidu o Alibaba han trabajado para que esta plataforma cuente con 90 terabytes de banda ancha y 7.000 servidores. Según ha explicado la televisión nacional CCTV, cerca de 50 millones de estudiantes pueden utilizar este servicio al mismo tiempo.

Teletrabajo para las personas atrapadas

Mientras el país intenta volver a la normalidad, todavía hay millones de personas que continúan sin poder regresar a las ciudades donde tienen sus trabajos ya que el estallido de la epidemia les pilló en plenas vacaciones de Año Nuevo chino. Hubei, el epicentro del brote, mantiene sus fronteras cerradas y sus vecinos siguen teniendo prohibido salir de sus casas.

Bo Liu, un empresario textil en Cantón, reconoce que la situación le está generando problemas porque muchos de sus empleados todavía no han logrado reincorporarse. «En la fábrica más de la mitad del equipo no ha podido regresar debido a las limitaciones en el transporte y cuarentenas. Aquellos que están en la parte comercial afortunadamente han podido continuar trabajando online. Mientras tengan internet, no hay problema», dice Bo Liu.

Pero el teletrabajo no lo soluciona todo. “Estamos teniendo muchos problemas con nuestros proveedores. Si no nos llegan los materiales no podemos enviar nuestros pedidos. De momento, tengo más de 3.000 paralizados”, dice este joven empresario de 31 años.

Para que los trabajadores puedan volver a sus empleos, el gobierno de varias localidades y empresas han empezado a pagar vuelos y billetes de tren a sus trabajadores. Algunas ciudades como Taizhou se ha ofrecido a reembolsar a los empleados el coste íntegro de sus viajes en autobús y trenes de alta velocidad.

Creo que muchas otras empresas como la mía incorporarán el teletrabajo después del coronavirus

En otros casos, como le ocurre a Mei Li, trabajar online ha sido muy positivo. «Al principio fue difícil. No era muy productiva y me distraía con facilidad, pero al cabo de los días pude ver las ventajas. No pierdo tiempo en transportes ni arreglándome y además, puedo comer en casa. Prefiero tener la flexibilidad para elegir si quiero trabajar en una cafetería y organizarme por mí misma. Creo que muchas otras empresas como la mía incorporarán esta forma de trabajo después del coronavirus”, explica la joven de 29 años, que trabaja para una consultoría en Shanghái.

Trabajadores migrantes, no pueden retrasar más volver a sus empleos

Quienes con más desesperación necesitan que la situación vuelva a la normalidad son los trabajadores migrantes en China. “Me daba mucho miedo subirme al tren y volverme a Zhuhai desde mi ciudad, pero no tengo elección. Si no vuelvo, no tengo salario. Además, si retrasamos la apertura de la peluquería quizá las pérdidas acaben cerrándola”, dice Qing Hua, un peluquero que trabaja en una peluquería en el centro de Zhuhai y que comparte habitación con otros dos compañeros en el piso alquilado por su jefe.

Se calcula que en China existen cerca de 300 millones de trabajadores que se han mudado de zonas rurales o ciudades pequeñas a otras más grandes en busca de trabajos mejores. A pesar de que estos trabajadores han sido el motor del milagro económico chino, muchos de ellos siguen bajo condiciones laborales precarias y sueldos bajos.

La mayor parte de ellos están empleados en fábricas, en la construcción y, cada vez más, en la industria de servicios. Aunque los salarios han ido creciendo en los últimos años según el boletín laboral chino, su sueldo continúa siendo bajo con una media de 500 euros mensuales.

A pesar de ser grandes ahorradores guardando cerca del 20% de sus salarios, según explica The Economist, la situación es crítica para ellos. Muchos llevan semanas sin trabajar y no saben cuándo las fábricas o las empresas donde están empleados volverán a abrir sus puertas. La situación de aquéllos que tienen un ‘hukou’ de Hubei todavía es más complicada. Muchos están siendo discriminados a pesar de no haber estado en la provincia incluso desde hace años.

Para que la normalidad vuelva al país es importante la protección de estos trabajadores, pues de ellos depende en gran medida que China vuelva a tener el motor de su economía funcionando.

Categorías
Coronavirus Ecuador

Extranjero es el caso número 14 de contagiados con coronavirus en Ecuador

El Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública de Ecuador (Inspi) anunció en su informe de las 20:00 de este viernes la existencia de un nuevo caso de coronavirus COVID-19.

En un comunicado, las autoridades de salud informaron que se trata de una persona extranjera que viajó a Ecuador por turismo. No se han dado detalles, ni en qué ciudad está siendo atendido, solo se informó que al momento está hospitalizado y su pronóstico es reservado.

En este segundo caso de contagio exportado, otras 14 personas fueron puestas en aislamiento. De acuerdo a las autoridades, aunque no presentan síntomas, tuvieron contacto con el paciente extranjero. Se sigue trabajando en un cerco epidemiológico de este caso.

Ecuador ya tenía 13 casos de contagiados con coronavirus. El primero es de una paciente de 71 años que viajó desde España, y los restantes son del entorno de la primera contagiada.

Categorías
Colombia Coronavirus

Confirmaron el primer caso de coronavirus en Colombia

El primer caso de coronavirus en Colombia fue diagnosticado este viernes en una clínica de Bogotá. Un comunicado del ministerio de Salud de Colombia explicó que la infectada es una mujer de 19 años que llegó al país en un vuelo procedente de Italia, nación europea donde ya se han detectado 4.636 casos y han muerto 197 personas contagiadas con el COVID-19.

«La ciudadana procedente de Milán (Italia) presentó síntomas y acudió a los servicios de salud donde se le tomaron las muestras para el análisis respectivo”, precisó la autoridad sanitaria. «Ante esto el Instituto Nacional de Salud (INS) confirmó resultados positivos a las pruebas”, agregó el texto.

Tras la confirmación del primer caso, el Gobierno de Iván Duque pidió a las autoridades regionales y locales activar un plan de contingencia “para enfrentar este reto en salud” mundial.

El Ministerio de Salud confirmó que Colombia termina así la fase de preparación y se activa la de contención. “El país se prepara desde hace más de ocho semanas para enfrentar la llegada del nuevo coronavirus”, señaló la cartera de Salud.

El lunes pasado, el Gobierno de Duque había cambiado de moderado a alto el nivel de riesgo de que el coronavirus COVID-19 llegara al país ante los más recientes contagios en Europa y la llegada a Latinoamérica, pero dijo que no cerraría fronteras con naciones en donde se han confirmado casos.

El jueves se informó que el presidente Iván Duque dio negativo a una prueba diagnóstica de coronavirus tras haber viajado esta semana a Estados Unidos donde participó en una conferencia a la que algunos de los asistentes tuvieron contacto con “otra persona que fue diagnosticada” con esa enfermedad.

Así lo informó el Ministerio de Salud, que detalló en un comunicado que a pesar de que la “exposición del presidente Duque fue de bajo riesgo” le hicieron al mandatario la “respectiva prueba diagnóstica de coronavirus cuyos resultados fueron negativos para dicha enfermedad”.

Los organizadores de la Conferencia del Comité de Políticas Públicas Americano-Israelíes (Aipac), a la que asistió Duque en Washington el pasado 2 de marzo, develaron que algunos de los asistentes tuvieron contacto en Nueva York, días antes, con alguien que ya fue diagnosticado con el coronavirus.

Sin embargo, el Departamento de Salud del Distrito de Columbia, citado por el Ministerio colombiano, señaló que «la exposición de los asistentes a dicho evento se consideró de bajo riesgo».

Ante esta situación, además de Duque, las autoridades sanitarias realizarán la prueba diagnóstica a «los demás miembros de la comitiva», entre los que estaban los ministros de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, y de Relaciones Exteriores, Claudia Blum.

MAYORES CONTROLES

Las autoridades colombianas anunciaron el jueves que quienes deseen ingresar al país tendrán que realizar, desde ese jueves, un “Control Preventivo Contra el Coronavirus, a través de la página web de Migración Colombia”.

«Los viajeros, antes de iniciar su viajar a Colombia, van llenar una información básica que además hará referencia a síntomas a un posible caso de coronavirus para agilizar su proceso de ingreso del país y para alertar frente a un especial tratamiento que deban seguir ante protocolos de salud», afirmó a periodistas el director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa.

El funcionario agregó que en caso de que los viajeros no llenen documento de control antes de viajar, podrán diligenciar el formato en papel durante el vuelo hacia Colombia.

Entre la información que deben responder a las autoridades colombianas está la de si han estado en China, Corea del Sur, Alemania, Japón, Irán, Italia, España, Ecuador o Estados Unidos en los últimos 14 días, así como si han tenido contacto con personas con coronavirus.

También si tienen síntomas como fiebre, tos, fatiga, dolor de garganta y malestar general, entre otros.

PREVENCIÓN

La semana pasada el Ministerio de Salud informó que intensificarían los mensajes de prevención en el ámbito nacional, con llamados claros sobre la importancia del lavado de manos y de toser adecuadamente y de quedarse en casa ante la presencia de síntomas respiratorios.

Ante este nivel de riesgo alto, las entidades de salud deben intensificar las medidas de prevención, sus capacidades de atención, el fortalecimiento de las medidas de bioseguridad y la capacitación de su personal, así como el aprovisionamiento de los elementos de protección personal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que unas 100.000 personas estarán contagiadas de coronavirus para este fin de semana de mantenerse la actual tendencia y contabiliza 3.380 muertos en todo el mundo.

Categorías
Coronavirus Costa Rica

Costa Rica confirma primer caso de coronavirus

El coronavirus sigue expandiéndose por todo el mundo, y ya llegó a Centroamérica. Este viernes se confirmó el primer caso en tierras centroamericanas. Una turista estadounidense fue revelado como la primera víctima en Costa Rica.

El ministro de salud de Costa Rica, Daniel Salas, confirmó que una mujer de 49 años fue confirmada con coronavirus. La mujer ingresó a Costa Rica el pasado 1 de marzo, y actualmente se encuentra aislada en San José junto con su esposo.

De acuerdo con el Ministerio de Salud de Costa Rica, la mujer se presentó en el país sin ningún síntoma, y debido a ello actualmente se están investigando y poniendo en contacto con las personas que estuvieron en el vuelo, así como los que tuvieron relación con ellos.

“Reiteramos a la población que mantenga la calma y en esa línea, resulta vital enfatizar en que no es necesario la compra de mascarillas, estas solo son recomendadas para las personas enfermas y cuidadoras y en ese caso se proveen por los servicios de salud.

Además, es importante indicar que solo requerimos que acudan a los servicios de salud en el caso de que hayan viajado a un país con transmisión activa y que presenten síntomas respiratorio» señaló Salas.

Por su parte, el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, recalcó el gran trabajo que se ha realizado para abordar la emergencia sanitaria, y confirmó que seguirán con la lucha para evitar que se siga propagando.

Categorías
Coronavirus Perú

Perú confirmó el primer caso de coronavirus en su territorio

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, anunció este viernes el primer caso de coronavirus en el país y aseguró que el Estado no va a escatimar recursos para combatir esta epidemia que se extiende por el mundo.

El primer caso es un hombre de 25 años, que se encuentra estable, y que viajó recientemente a España, Francia y República Checa.

El mandatario hizo el anuncio desde el Palacio de Gobierno en un pronunciamiento ante la prensa, acompañado por la ministra de Salud, Elizabeth Hinostroza.

“Hoy debo confirmar que en horas de la madrugada se ha confirmado el primer caso de infección por coronavirus COVI-19 en nuestro país en un paciente varón de 25 años de edad con antecedente de haber estado en España, Francia y República Checa”, detalló el jefe de Estado.

Vizcarra sostuvo que el Ministerio de Salud dispuso todas las medidas médicas necesarias para que el paciente cuente con una atención integral.

También solicitó a la población mantener la calma e informó que se puso en marcha el plan de integración de respuesta que tenían planificado ante la eventual llegada de la enfermedad.

Hace apenas unas horas, se confirmó el primer caso de coronavirus en la Ciudad del Vaticano, por lo que desde hoy se han cerrado los centros sanitarios del Estado pontificio para que sean desinfectados.

La Dirección de Sanidad e Higiene ha informado a las autoridades competentes italianas y se han implementado los protocolos sanitarios previstos”, explicó en una nota el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni.

No se ha comunicado si ha sido necesarias medidas de cuarentena entre los empleados y ciudadanos de la Ciudad del Vaticano.

Este viernes también se confirmaron dos nuevas muertes en España, por lo que aumentan a cinco los fallecidos por coronavirus en ese país. Son dos personas mayores que vivían en residencias geriátricas. Los infectados son casi 300 en esa nación.